Celebración de los 40 años de la formacion del primer team de skate en Chile skf 1978

abril, 2018

Este Sábado 21 de Abril se celebra la formación del desaparecido Team SKF en el año 1978, el primer team de skate de chile y su historia la podrás ver entre El Domingo 22 al Sábado 28 de Abril en Bowlpark de mall sport.

A la celebración asistirán todos del equipo SKF, excepto Alejandro Molina “El Mascota”,Ralf Aristia y Pablo Gúzman. Los dos primeros están en Estados Unidos y no pudieron viajar, en el caso de Pablo, él se excusó pero sí estará su padre. También van los del equipo de skate de Coca-Cola de la época y del equipo Sims. Estas grandes personas tienen mucho que contar sobre el skate chileno, y el material que se ha recolectado es único de cómo partió el skateboard en todo Chile, más de lo que vieron en el documental Esqueibor.

Circa 1981, Tony Sarroca, Santa María de Manquehue.

También asistirá el manager de la época Ramón Guzman, que trabajaba en SKF junto al papá de Mathias Klotz, don Heinz Klotz que lamentablemente falleció. Ramón y Mathias hablaron un poco sobre Heinz y por qué se le ocurrió esta idea de hacer un equipo de Skate en Chile, cuando apenas se conocía algo de las tablas en el año 1977.

Ralph Ariztía, FrontSide Layback, HitSport SkatePark.

Esta va ser la única vez que se realizará este histórico encuentro y quizás ya no podamos reunir a todos estos grandes que iniciaron el skate en Chile que vienen de diferentes partes del país. La historia contada por su lider Tony Sarroca:

“Corría el año 1977. A Heinz Klotz, Gerente Comercial de SKF Chile, algo lo tenía inquieto. A través de comunicados internos que venía recibiendo desde la casa matriz en Suecia, se había enterado del Proyecto Calypso lanzado con mucho éxito en Alemania. ¿De qué se trataba? La comercialización de tablas y accesorios para la práctica del skateboarding, todos productos de gran calidad, obviamente equipados con rodamientos SKF. Su inquietud Heinz no la podía cargar sólo, así la compartió con Ramón Guzmán, encargado de Publicidad de SKF Chile. En medio de sus respectivas responsabilidades, ambos encontraban el momento para ojear y compartir juntos el material publicitario que había llegado a sus manos desde Alemania. Posters, adhesivos, lienzos y un espectacular material de merchandising los cautivaba por su novedad, pero fue sobre todo el Team de exhibición de Skate con sus gráficas, colores, uniformes y espectaculares piruetas lo que más los hizo soñar. Si en Alemania SKF Calypso fue un éxito total, ¿Por qué en Chile no?

Oficina Central SKF y Combi Team SKF, Calle Alameda, al costado de la Torre Entel.

Dic. 1978, Restaurant Lo Curro, Cena de Fin de Año, Team SKF junto a sus familiares y ejecutivos de SKF.

Acá el skate estaba en pañales, pero creciendo a pasos agigantados. Estaba destinado a convertirse en el regalo del año la Navidad del ‘77. En la calle Las Flores en Los Dominicos, en el Parque Metropolitano –alias La Pirámide-, en la subida al CIM en Santa María de Manquehue y en algunas calles de La Reina, jóvenes se reunían los fines de semana para tirarse calle abajo en patinetas compradas y hechizas. Estos lugares fueron verdaderos imanes, atrayendo cada fin de semana a cada vez más y más patinadores. La rutina era siempre la misma: partir en la cima de estas calles, descender zigzagueando hasta abajo y después subir haciendo dedo o agarrándose de autos de amigos o conductores buena onda, usándolos como si fuesen andariveles. La prensa de la época inmortalizó en varias ocasiones sendas fotos de jóvenes deslizándose por las calles, con titulares tales como. “Skateboard. El deporte del año”.

Edmundo Lecaros y su hijo Trevor, HitSport Skatepark (clausurado).

Sin duda el skate había llegado a Chile para quedarse y Heinz Klotz y Ramón Guzmán lo sabían.

Una tarde de domingo, mientras el sol comenzaba a esconderse en el Parque Metropolitano, Ramon y Heinz, observaban a Mathias de 12 años, hijo de este último, aprovechando la última bajada del día arriba de su tabla. Junto a varios skaters bajaban simulando hacer slalom, equilibrando brazos, piernas y el centro de sus cuerpos, sintiendo lo que solo puede sentir quien se ha subido a un skateboard. Fue una imagen difícil de dejar pasar, tan fluida y llena de gracia que fue en ese momento que Heinz muy decidido miró a Ramón y le dijo: “Hagámoslo Ramón. Hagamos el Team SKF de skateboard.” Fuera de Alemania no existía otra experiencia igual y Chile estaba a punto de convertirse en el segundo caso mundial.

Arriba izq a der.: Edmundo Lecaros, Tony Sarroca, Tommy Morales, Sebastián “Chancho” Monckeberg.
Abajo izq a der.: Calú Sarroca, Mathias Klotz, Alejandro “Mascota” Molina, Pablo Guzmán.

En un edificio de la calle Vitacura, una cuadra más arriba de la mítica Discotheque Eve, Andreas Liedtke estaba preparándose para salir a andar en skate. Ese sábado el lugar escogido era Las Flores, pero después de pensarlo un poco se decidió por algo un poco más cerca y partió al CIM, hoy Calle Carolina Rabbat. Andreas no lo sabía, pero ese cambio de lugar, le iba a significar un importante cambio en su vida.

Alejandro “Mascota” Molina, Bunny Hop, HitSport Skate Park.

Una vez en el CIM, Andreas llegó a la cima de la calle y comenzó su descenso, y en medio de una pirueta fue abordado por un hombre desconocido. Andreas pensó que le iba a llamar la atención e incluso pensó que podría quitarle su tabla, lo que no era raro en esa época, como hoy tampoco lo es. Algo desconfiado Andreas se detuvo a escuchar al hombre. Ese hombre era Heinz Klotz, quien acompañado de Ramón Guzmán, lo invitaron a juntar a un grupo de amigos, ya que estaban armando un equipo de Skate e iban a seleccionar a patinadores expertos para conformarlo.

Felipe Fredes, BackSide Tail Block, Tour SKF Sur de Chile. / Tommy Morales, BackSide Kick Turn, Tour SKF Sur de Chile.

Tomás Morales, alias el Tommy, vivía a cuadras de Andreas. Se conocían por el skate. Andaban juntos cada vez que podían. Tommy llevaba poco tiempo en Chile ya que él y su familia venían de Perú. Tommy corría olas allá y cuando las olas estaban malas, se subía a su patineta y simulaba estar surfeando. Usaba una tabla Chicama con ruedas de goma y después fabricaba sus propios skates. Local de Las Flores, fue ahí donde conoció a Andreas y a otro skater del barrio; a Sebastián “Chancho” Monckeberg. A ellos tres los unió el skate en una calle de Los Domínicos, sin saber que vivían apenas unos minutos del otro en pleno Vitacura.

El “Chancho” era parte de ese triunvirato, de personalidad extrovertida y bastante payaso, se transformó en un fanático de la tabla. Andaba como loco, porque era loco.

Edmundo Lecaros, High Jump, Tour SKF Sur de Chile. / Mathias Klotz, FrontSide Kick Turn, Tour SKF Sur de Chile.

De vuelta en su casa, Andreas comenzó a juntar las tropas. Obviamente los primeros a quienes contactó fue a Tommy y al Chancho. Una semana después los tres estarían en el Parque Metropolitano, esperando a que llegara la gente de SKF para probarlos y ojalá reclutarlos.

Junto a ellos, Andreas contactó a Carlos Salas, alias “Carving Carlos”, apodo que recibió por sus largas y fluidas vueltas que realizaba en las paredes del Parque Bustamante, también sería uno de los que se presentaría para postularse al Team.

LA TABLA 4. Portada Tony Sarroca (1978), Backside NoseGrab, Parque Bustamante.

En el Parque Metropolitano, Andreas, Tommy, Carlos y el “Chancho” no podían estar más impresionados. Frente a ellos la gente de SKF les presentaba varios modelos de tablas de skate Calypso de SKF, de madera de distintos largos y también de aluminio. Cascos, rodilleras, coderas, stickers y accesorios también desfilaban frente a sus ojos incrédulos. Ya corría el año 1978 y los primeros miembros del Team SKF ya estaban reclutados.

Una semana después, una segunda oleada de patinadores se presentaría en el Estadio Manquehue dateados por sus amigos.

De izq. a der.: Pablo Guzmán, Alejandro “Mascota” Molina”, Mathias Klotz, Tony Sarroca, Calú Sarroca, Sebastián “Chancho” Monckeberg, Sra. Isabel (Mamá de Mathias), Ramón Guzmán.

El “Chancho” avisó a Tony Sarroca, skater chileno que venía llegando de Dogtown California, quien bastante frustrado por las precarias condiciones para patinar en Chile, decide salir a buscar incansablemente algún bowl, ditch o piscina para patinar, descubriendo finalmente el Parque Bustamante, el único lugar medianamente decente con paredes levemente empinadas para patinar, que después se transformaría en EL lugar donde andar. Junto a Tony, llegó a presentarse Felipe Fredes, quien era su vecino. Ambos vivían en el centro y gracias al skate se conocieron. Felipe siempre fue un natural. Apenas se subió a un skate, todo le salió fácil. Todo le fluía. La tabla era como una prolongación de él. Otro que llegó fue el Mascota. Apodo que recibió por convertirse en la Mascota del equipo. El Mascota, o Alejandro Molina, como pocas personas lo conocen, llegó solito al Estadio. Era tan chico –tanto de porte, como de edad- que su madre, la señora Isabel Ossa, fue quien recibió la invitación de parte de SKF. Ella fue contactada por Ramón Guzmán por teléfono y fue ella quien concedió a que Alejandro intentara unirse al equipo.

Ese día Tony, Felipe, el Mascota, el Chancho, Carlos, Tommy y Andreas se juntaron en el paradero afuera del Estadio y esperaron a que llegara la combi de SKF, la que los ingresaría al Estadio. Después de la demostración de sus trucos, piruetas y dominio de la tabla y tras finalizar la tarde, este segundo grupo se sumó también al equipo.

De izq. A der.: Claudio Izzo, Sebastián “Chancho” Monckeberg, Pablo Guzmán, Ramón Guzmán, Tony Sarroca, “Carving” Carlos Salas, Tommy Morales, Alejandra Salas.

Semanas después hubo un tercer llamado. Este ocurrió en las oficinas centrales de SKF, ubicadas en la Alameda a metros de la Torre Entel. Fue ahí donde riders de la talla de los hermanos Izzo llegaron a probarse. Invitado por Tony Sarroca, Claudio, el mayor de los Izzo, llegó acompañado de su hermano menor Rodrigo. El talento de ambos los precedía y gracias a su reputación como grandes riders quedaron inmediatamente en el equipo. Los Izzo eran quizás quienes mejor andaban en la época. Los primeros Front Side airs fueron de Claudio y los primeros Inverts de Rodrigo. Dos gringos más se presentaron ese mismo día: Rafael Ariztía y Edmundo Lecaros. Rafael o Ralph como se le conocía llegó invitado por Andreas, quien era vecino de su padre en el edificio en que vivía en Vitacura. Ralph también venía llegando de California y era un gran rider, de estilo muy fluido, gracias al surf. Edmundo Lecaros llegó invitado por Rodrigo Izzo a quien conoció en las fiestas del Estadio Italiano. Edmundo también venía llegando desde California, donde patinaba y surfeaba. La vida de Edmundo transcurrió durante muchos años entre Chile y USA, ida y vuelta, y su estilo influyó en muchos riders, además fue un gran promotor del surf y del skate siempre. Lo insólito de ese día fue que Edmundo y Ralph se conocían desde Estados Unidos, pero ninguno de los dos sabía que el otro estaba en Chile, y menos que se estarían postulando ese mismo día para el equipo.

El Team SKF se terminó de conformar semanas después con la incorporación Pablito Guzmán, hijo de Ramón. Pablito era más mini que el Mascota. Y si bien era chiquitito, era un gran patinador, con mucha determinación y agallas. Nuestro Mini Mascota.

Alex Woodroffe, Team Coca-Cola, BS Foot Plant, HitSport Skatepark.

SKF no solo fue vanguardista en el Skate, también lo fue en términos de género. Al equipo se sumaron dos tremendas riders mujeres; Alejandra Salas y Calú Sarroca. A Alejandra se le pegó el skate gracias a su hermano Carlos y fue pionera en Chile. Temprano una mujer se atrevió a hacer lo que pocos hombres hacían en Chile. Es posible que a la Calú también se le haya pegado el skate gracias a su hermano Tony, pero ya que se crió en California, donde andar en skate era lo más normal del mundo, lo más probable es que la influencia haya sido más del barrio donde vivía; Santa Monica y después Venice, California, la cuna del skate, Dogtown, donde todo comenzó.

De izq. a der.: “Carving” Carlos Salas, Alex Escobar, Calú Sarroca, Alejandro “Mascota” Molina, Claudio Izzo (agachado), Andreas Liedtke, Rodrigo Izzo.

En poco tiempo el Team SKF finalmente se terminó por conformar. Las prácticas eran comunes en el Estadio Manquehue y también en el Parque O’Higgins. Hubo tours por Chile: Rancagua, Chillán, Concepción, Osorno, Valdivia y muchas ciudades más, no solo miles de chilenos los vieron en acción, sino que los miraban como si fueran marcianos. Gracias a sus poleras amarillas, era fácil distinguirlos. Después vinieron las sesiones en el Skate Park HitSport de Estoril, el primero en la historia del skate chileno. También hubo competencias. Nacieron otros equipos: Coca-Cola, Sims y otros. Con Grandes riders y hermanos del vertical como Alex Woodroffe, Neil Taylor, Camilo Besa, Ignacio Quiñones, Felipe Carvajal, y muchos otros de las “nuevas” generaciones como Patricio “Pato” Pérez, Juan Kadis, los hermanos Osnovikoff, Iván y Alexei, Eugenio “Queno” Lira, Tito Acuña, Gamal Pichara, Alejandro Lecaros…, de los cuales varios siguen patinando.

Edmundo Lecaros, BackSide Kick Turn, HitSport Skatepark (clausurado)
.

Es raro pensar que todo esto sucedió hace 40 años atrás. Pero fue así. Esto y mucho más. Gracias a visionarios como Heinz Klotz, a líderes admirables como Ramón Guzmán y al amor por uno de los deportes más lindos del mundo de parte de Ralph Ariztía, Felipe Fredes, Pablo Guzmán, Claudio Izzo, Rodrigo Izzo, Mathias Klotz, Edmundo Lecaros, Andreas Liedtke, Alejandro “Mascota” Molina, Sebastián “Chancho” Monckeberg, Tomás Morales, Carlos Salas, Alejandra Salas, Calú Sarroca y Tony Sarroca, originales del Team SKF.”

Alejandro “Mascota” Molina, BackSide Kick Turn, Maitencillo.

Los Cobres de Vitacura, pista de patinaje. Posteriormente pista de skate con rampas.